Sabor dulce y Medicina China, la importancia de la alimentación para tu salud

Quien no recuerda los dulces que comiamos de pequeños. Cada día de fiesta fue un festival de gomínolas, chocolate, caramelos, galletas, helados, etc.

Ahora sabemos que el azúcar NO ES SALUDABLE y debe ser evitado.
Sin embargo, de acuerdo con la dietoterapia china, la naturaleza de los dulces es mucho más matizada que el etiquetarlos como buenos o malos. Aquí hay algo que se debe saber sobre los dulces, de acuerdo con la medicina china:
Cada sistema orgánico tiene un sabor asociado con él, en el que un poco de ese sabor fortalece al sistema, pero el exceso lo abruma.
En la medicina china, el sabor de lo dulce afecta a su estómago, al bazo y al sistema digestivo de su cuerpo.
Es normal querer algo dulce después de una comida, porque los sabores dulces actúan como ayuda digestiva. Así que una fruta, o un pequeño trozode chocolate le ayudan a relajarse y digerir los alimentos. El problema surge cuando se intenta satisfacer ese anhelo de dulce con un trozo de tarta con queso triple de mantequilla y chocolate con helado.
Su proceso digestivo queda saturado por completo.
Cuando su digestión está llena de dulces, el resultado más común es algo que se llama humedad, que es el proceso digestivo de empantanarse y no metabolizar muy bien los fluidos.
Su cuerpo necesita estar húmedo, pero cuando el proceso digestivo es denso, se vuelve demasiado húmedo y la humedad resultante se asienta . Los problemas como infecciones por hongos, pie de atleta, infecciones en la vejiga, la retención de agua, la candidiasis oral, e incluso el exceso de grasa corporal son considerados charcos húmedos en su cuerpo.

En la medicina china el sabor de lo dulce afecta a su estómago, al bazo y al sistema digestivo de su cuerpo

Hay más noticias malas. Si esa humedad se pega a lo largo del tiempo, también recalienta. En la medicina occidental, eso se traduce como inflamación. Condiciones tales como la gota, artritis, infecciones, herpes, el SII y problemas de sinusitis; en la medicina china, la mayoría son casos considerados como húmedos y de más calor.
Cuando  tiene antojos fuera de control hacia los dulces, es una señal de que su digestión está luchando. Desafortunadamente, ceder a ese tipo de antojos, sólo empeora al problema.
Además, mientras más dulce está la comida, más humedad va a su cuerpo.
Ahora, la buena noticia.
Los alimentos que son ligeramente dulces, son realmente nutritivos porque al comer esos alimentos y digerirlos bien, su cuerpo repone energía, sangre y nutrientes. Pero sólo necesita un poco de dulce, y del tipo correcto.
El Tipo correcto de alimentos con sabores dulces son los considerados completamente dulces. Ellos calientan y nutren, e incluyen carbohidratos de carbono, proteínas, arroz, y vegetales de raíz. (Piense en las zanahorias… dulces, pero no irresistibles).
Dulces vacíos, son los que debe evitar o comerlos sólo en pequeñas cantidades. Tienden a ser refrigerantes y dispersan (movimiento), e incluyen azúcares simples, carbohidratos refinados, jugos, miel, azúcar en bruto, edulcorantes artificiales y frutas. Con la excepción de frutas, ellos tienden a ofrecer calorías vacías que no son muy nutritivas y generan humedad.
Por Desgracia, la clase de cosas que desea cuando la digestión es rítmica o su energía es baja, son los dulces vacíos como tartas, galletas, y similares. Sin embargo, son esos alimentos completos dulces los que su cuerpo necesita para satisfacer antojos, y hacerlos desaparecer para siempre.

La sensación de hinchazón, cansancio que también tuve después ese tipo de dulces (galletas, tartas, etc. ) me recuerdan el por qué no los como más a menudo.