Dietoterapia para el insomnio, Medicina tradicional China

La primera medida en cuanto a dietoterapia es recomendar cenas ligeras, evitando a toda costa las cenas copiosas y/o con presencia de alimentos “fuertes”.
En primer lugar porque Hígado y Vesícula Biliar participan de forma muy directa y activa en el proceso digestivo. Si los fatigamos en exceso con la digestión de una cena muy fuerte y/o abundante, les impedimos el necesario descanso para ocuparse del que ha de ser su principal cometido durante la noche: el gobierno del Hun y, por lo tanto, el control del sueño.
En la actualidad, con el ritmo que impone la vida laboral en lo que a alimentación se refiere, la tendencia general es:
•    Desayuno pobre y apresurado
•    Comida escasa o de mala calidad que, por lo general, se realiza fuera de casa (bares y restaurantes “de menú” e incluso en el propio centro de trabajo).
•    Cena muy copiosa, para compensar la “penuria alimentaria” del resto del día

Debe evitarse el exceso no solo en cuanto a cantidad, sino, como ya apuntábamos más arriba, en cuanto al tipo de alimentos que se ingieren. Es importante vigilar la naturaleza de los alimentos. La noche pertenece al YIN por lo que:

Ese exceso de Yin se superpone al YIN de la noche y puede perturbar nuestro descanso
•    Un exceso de alimentos Yang
•    POR SU SABOR  PICANTE, DULCE
•    NATURALEZA TIBIA, CALIENTE
•    ELABORACIÓN  MUY COCINADOS (guisos de cocción larga, horneados, fritos), CONDIMENTADOS O ESPECIADOS.
Ese exceso de Yang perturba el Yin y rompe su necesaria hegemonía durante la noche.
•    A la hora de determinar pautas dietéticas que nos sean útiles como coadyuvantes en el tratamiento de problemas de sueño

Así tenemos que:
•    Tradicionalmente, se consideran tonificantes de la sangre todos los frutos de COLOR ROJO, SABOR ÁCIDO Y NATURALEZA FRESCA: fresas, frambuesas, moras, melocotones… acido + fresco es la combinación ideal para refrescar sangre, ayudar a limpiar sus toxinas y estimular su flujo. •    Para mantener el Corazón en óptimas condiciones, la combinación de ÁCIDO + TIBIO/CALIENTE, tonifica el yang Qi de Corazón y por lo tanto la circulación. Esta combinación sería la indicada para ayudar en los casos de insomnio por insuficiencia de Qi de Corazón y de Vesícula Biliar o Madroños, lichis, grosellas, cerezas o algunos pescados, como la trucha
•    La combinación de de SABOR ÁCIDO + NATURALEZA FRESCA/FRÍA
•    tonifica el Yin y la Xue de Corazón,
•    seda Yang de Hígado
•    Tonifica Yin de Hígado o Frutos rojos: melocotones, albaricoques, fresas, frambuesas, mangos, cítricos (pomelo y mandarina), tomate o Quesos ácidos, yogur y kéfir o Salvado de trigo
•    Los alimentos de SABOR AMARGO Y NATURALEZA FRESCA/FRÍA, en cantidad moderada •    Enfrían la Sangre
•    Calman el fuego verdadero o falso o Refrescan el Yang de Corazón y el Yang de Hígado o Verduras: escarola, berros, alcachofa, achicoria, endivia, lechuga, pepino, espinacas (crudas) o Soja verde, centeno
•    Los alimentos de NATURALEZA NEUTRA/TIBIA Y SABOR ÁCIDO,
•    Armonizan Corazón
•    consolidan el SHEN o Cerezas, judías azuki, lichis, cerveza de trigo
•    En caso de insuficiencia de Sangre de Corazón, debemos
•    evitar los alimentos AMARGOS + TIBIOS/CALIENTES y  LOS PICANTES/ CALIENTES
•    Están indicados los de SABOR DULCE Y NATURALEZA NEUTRA/TIBIA o cereales: arroz, mijo, maíz o huevos (yema) o vegetales y frutos rojos: zanahoria, remolacha, calabaza, ciruelas, cerezas, uvas negras o plantas: regaliz, lúpulo, valeriana
•    Están indicados también los alimentos de SABOR ÁCIDO Y NATURALEZA TIBIA/NEUTRA o madroño, lichi, grosella, cereza, o trucha o vino, vinagre

Fuente: Fundación Europea de Medicina Tradicional China

0
pm-acupuntura

Un estudio muestra que la acupuntura palia los sofocos de la menopausia

El empleo de las distintas técnicas de acupuntura se asocia con una reducción de los sofocos durante la menopausia. Así lo muestra un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad Médica de Taipéi (Taiwán) y publicado en la revista Menopause, órgano oficial de la Sociedad de Menopausia de Norteamérica (NAMS).
En palabras del doctor Hsiao-Yean Chiu, director de la investigación, “los resultados de nuestro estudio confirman que la acupuntura mejora la frecuencia e intensidad de los sofocos relacionados con la menopausia, así como la calidad de vida de las mujeres que alcanzan la menopausia de forma natural”.
Menor frecuencia e intensidad
Para llevar a cabo la investigación, los autores revisaron los resultados alcanzados en 104 estudios diseñados para analizar el efecto de la acupuntura sobre los síntomas de la menopausia. Un centenar de estudios de los que, sin embargo, solo 12 trabajos llevados a cabo con un total de 869 mujeres con edades comprendidas entre los 40 y los 60 años, cumplieron con los criterios científicos requeridos por los investigadores.
Concretamente, los investigadores evaluaron los efectos de los distintos tipos de acupuntura –acupuntura de la medicina china, acupresión, electroacupuntura, acupuntura láser y acupuntura de la oreja–, observando cómo todas y cada una de las técnicas que se asociaron con una reducción de la frecuencia e intensidad de los sofocos durante un período superior a los tres meses.
La razón por la que se explica este beneficio de la acupuntura, si bien no fue analizada en el estudio, podría obedecer, como apuntan los investigadores, a que “la acupuntura logra reducir los niveles de concentración de beta-endorfina en el hipotálamo como consecuencia de las bajas concentraciones de estrógeno. Y unos niveles más bajos podrían desencadenar la liberación del péptido relacionado con el gen de la calcitonina, que afecta a la termorregulación”.
Alternativa eficaz
Por el contrario, y dada la controversia de los resultados, la eficacia asociada con esta técnica milenaria no pudo ser confirmada en otros síntomas asociados a la menopausia, caso de los trastornos del sueño, los cambios de humor o los problemas de índole sexual.
Como concluye la doctora Margery Gass, directora ejecutiva de la NAMS, “esta revisión muestra que todavía queda mucho por aprender sobre las causas y tratamientos de los sofocos de la menopausia. Y en este sentido, la acupuntura puede ser una alternativa eficaz para reducirlos, muy especialmente para aquellas mujeres que buscan terapias no farmacológicas”.
De hecho, y según las estimaciones de la NAMS, cerca de la mitad de las mujeres que comienzan a experimentar los síntomas de la menopausia recurren a la medicina alternativa para combatirlos.

0

Menopausia y Medicina Tradicional China

Los síntomas de la menopausia como sofocos, sudores nocturnos, irritabilidad, confusión mental, entre otros, parecen ser considerados como la norma entre las mujeres mayores de 50 años, sin embargo, esta no es la regla para las mujeres en todo el mundo.
Investigadores del Departamento de Salud Integral en la Universidad de Westminster, en Londres, encuestaron a mil mujeres británicas de 45 a 55 años, y compararon sus respuestas con las de mujeres de EE. UU.,  Canadá, Japón y China. La conclusión fue que las mujeres japonesas y chinas sufren la menor cantidad de síntomas de menopausia. Mientras que las mujeres británicas son las que más sufren, y las estadounidenses están en algún punto intermedio entre estas.
Si quieres saber revertir la temperatura interna de tu cuerpo, entonces estás en el lugar adecuado. La medicina alternativa, incluye la terapia de los alimentos que resulta una opción adecuada para el manejo de los síntomas de la menopausia.
Pero, ¿Qué causa esta disparidad entre las mujeres menopáusicas del Este y del Oeste?
En Japón, Malasia, Hong Kong, Taiwán y China, las mujeres por lo general no buscan atención médica para tratarse los síntomas de la menopausia. Las razones de estas diferencias culturales son complejas. Ciertamente las opciones de dieta y el estilo de vida juegan un papel clave en este tema. La pregunta que nos hacemos es, ¿Por qué las mujeres de estas culturas no necesitan terapias de reemplazo hormonal (TRH), ni tratamientos médicos en la forma que la mayoría de las mujeres occidentales lo hacen?
Los últimos años han sido una época de confusión respecto a los beneficios y peligros de las hormonas artificiales. Mientras, más y más mujeres se rinden y confían en informes elaborados por un centro de asistencia sanitaria y esperan respuestas en la medicina alternativa.
No sólo es difícil poder mantenerse al día con la información más reciente sobre tratamientos farmacológicos de la menopausia, sino que a menudo este consejo está influenciado por compañías farmacéuticas o por médicos que no revelan sus vínculos para estudiar los resultados.
Una verdad reconocida por cada médico es que los medicamentos tienen sus riesgos. Los medicamentos deben ser prescritos sólo cuando los beneficios superan a estos riesgos, incluidos los efectos secundarios que pueden aparecer años después. En este contexto, la dieta y el estilo de vida con saludables terapias que no poseen riesgos. Cocinar con hierbas chinas, e incorporar la terapia de alimentos, tienen una tradición de siglos y no crean riesgos en absoluto.
La Medicina Tradicional China (MTC) considera a la menopausia como parte del proceso natural del envejecimiento, también llamada deficiencia renal del Yin. Las manifestaciones del envejecimiento incluyen el pelo gris, la sequedad y la carencia de menstruación, en otras palabras, estas son señales de que la energía de los riñones está disminuyendo.
La Medicina Tradicional China considera que la energía de los riñones sostiene el proceso metabólico, y que esta disminuye de forma natural a medida que envejecemos. Cuando el equilibrio entre la energía del yin del riñón y la energía yang, se “altera”, pueden aparecer síntomas como sofocaciones y sudores nocturnos. En Asia, las hierbas y los alimentos chinos son usados comúnmente para tonificar de manera suave la energía de los riñones y restablecer así el equilibrio entre el yin y el yang.
La acupuntura también se utiliza para restablecer este equilibrio, y los estudios demostraron su eficacia en este sentido. El papel de la medicina a base de hierbas fue presentado en la primera parte, ahora quiero exponer el papel que juega la dieta en el tratamiento de la menopausia.
Todo parece indicar que las culturas asiáticas comprendieron al sabio Hipócrates, padre del credo de la medicina, cuando esbozó “Que la comida es tu medicina y la medicina es tu alimento”. Tan es así que las culturas asiáticas mezclan cuatro importantes principios en cada comida.
1. Durante las comidas debemos combinar las temperaturas de los alimentos, es decir, los pimientos son una comida caliente, las algas son frías y los frijoles negros son cálidos.
2. Una gran variedad de alimentos con cinco sabores son consumen en cada comida. Estos cinco sabores son: amargo, dulce, picante, agrio y salado.
3. Orgánico (no Organismo Genéticamente Modificado u OGM), los productos de soja recién preparados se comen casi todos los días.
4. Un viejo proverbio chino dice: “El que toma la medicina y descuida la dieta, desperdicia el talento del médico”.
Temperatura de los alimentos
Como nuestro objetivo es bajar la temperatura interna del cuerpo, empezaremos este análisis por los alimentos “fríos” – o alimentos que nos refrescan. Es el mismo principio que se aplica cuando comemos sandía en un día caluroso de verano. Las culturas asiáticas utilizan la temperatura de los alimentos para equilibrar las necesidades del cuerpo.
Hierbas y alimentos fríos simplemente te refrescan. Pero el secreto está en practicar mejor la combinación. Lo mejor es mezclar alimentos fríos y calientes. Demasiada comida fría inhibe la digestión y puede conducir a la diarrea. Algunos de los mejores alimentos fríos son: el pepino, el rábano diakon, el frijol en vaina, el diente de león, la col china, la coliflor, el apio, la zanahoria y la lechuga romana.
Coma un mínimo de dos porciones de éstos por día para que su “acondicionador de aire” interno se ponga en acción. Las frutas frías incluyen el limón, el melón, el pomelo, la morera, las manzanas, las peras, las sandías, los albaricoques y los caquis.
Cinco sabores
La incorporación de los cinco sabores en sus comidas, puede ser un concepto novedoso, sin embargo no es muy difícil de aplicar. Existen varios buenos libros sobre este tema. Uno de mis favoritos es “El Tao de la Nutrición” escrito por Ni y McNease. Los alimentos amargos ayudarán a la mayoría de quienes sufren los síntomas de la menopausia. Operan como un “acondicionador de aire” interior porque los alimentos amargos dispersan el calor. Entre los ejemplos de alimentos amargos tenemos: la col rizada, el té verde, el berro, además de nabos, espárragos y la cáscara de la mandarina.
La cáscara de la mandarina se utiliza en la medicina herbal china y también en la terapia de alimentos en la Medicina Tradicional China. Añadir cáscara de mandarina a la carne o a las verduras ayuda con la circulación del Qi (energía) del estómago, lo cual  mejora la digestión. Su sabor amargo y acre no sólo ayuda a la digestión sino que asimismo alivia la indigestión. La cáscara de mandarina fortalece al estómago, y actúa como un carminativo para despejar el exceso de mucosidad.
Alimentos de soja
Uno de los datos de interés sobre las ventajas culturales entre las mujeres menopáusicas en Asia resulta ser la cantidad de soja o tofu que comen a diario. La soja es rica en proteínas, vitaminas y enzimas. Es una isoflavona, o tipo  de fitoestrógeno (compuestos derivados de las plantas) con actividad estrogénica. La soja ha sido parte de la dieta asiática por miles de años. El Tofu sin procesar es freso y se vende en casi todos los mercados. El Tofu de soja se come allí en pequeñas cantidades todos los días desde la niñez y hasta la vejez.
Pero la clave aquí radica en que la soja y el tofu que consumen están elaborados con granos de soja “no procesadas y sin OGM”. Lamentablemente esto es cada vez más difícil de encontrar en tiendas de Estados Unidos porque casi todos los granos de soja estadounidenses son derivados de organismos genéticamente modificados. No es una opción saludable para comenzar, y por desgracia la mayoría de nuestro queso de soja se fabrica mediante un proceso altamente refinado. Por esta razón yo no consideraría en este momento al tofu de soja como alimento saludable en EE. UU.
Los productos alimenticios refinados casi siempre pierden su valor nutricional luego de haber sido calentados a temperaturas extremas. Este proceso mata todos los nutrientes y todas las enzimas importantes que el cuerpo necesita para digerirlos. Como resultado, comer tofu procesado americano de soja puede provocarle gases terribles, además de hinchazón e indigestión, y lo peor es que se está convirtiendo en un alérgeno común.
Una pequeña porción de soja un par de veces a la semana no va a hacerte daño pero recomiendo comer sólo soja fermentada y que no sea transgénico.  Productos como el miso, el tofu de brote de soja, el yogur de soja y el tempeh son mi primera opción. Un poco de salsa de soja orgánica también está bien. Si puedes estar seguro de que tu tofu es orgánico y sin procesar, yo consideraría que es una opción saludable.
Cambiar la forma de ver a los alimentos de acuerdo a la temperatura y el sabor lleva algún tiempo. Tal vez este es un concepto nuevo para ti y tal vez  nunca hayas visto algunos de los alimentos arriba mencionados. Aunque no puedes optar por comer todo en esta lista sin duda puedes probar un poco.
La temperatura interna del cuerpo no funciona exactamente como un termostato de pared. Por tanto, sea paciente, consistente con los cambios de la dieta, y también disfruta de los alimentos que consumes. Busca recetas que te gusten y haz variada tu dieta cada día. Incorpora en tu estilo de vida los cinco sabores que te comentamos, el salado, el amargo, el agrio, el picante y el dulce. La medicina china utiliza la terapia de la comida rica en fitoquímicos, vitaminas y nutrientes para restaurar la salud y dar equilibrio a la persona como un todo. Esta terapia ha sido utilizada durante miles de años sin que se conozcan efectos secundarios.

0