pm-acupuntura

Cuídado en verano con los síntomas de Humedad

Diferentes tipos de Humedad

EXTERNA
La Humedad puede derivar de la humedad del clima o del entorno: por lo tanto, puede deberse a un tiempo húmedo (frío o caliente), pero también a condiciones de vida humeda, tales como vivir en una casa húmeda. La Humedad Externa puede ser también contraída por llevar ropas mojadas, zambullirse en el agua, trabajar en lugares húmedos o por sentarse en terrenos húmedos.

Estacional
La Humedad-Calor Externa es más predominante en el verano y final del verano, y específicamente desde el periodo del “Gran Calor” (de los 24 periodos del año) hasta el periodo del “Rocío Blanco”, aproximadamente dos meses antes del equinoccio de Otoño.

Qi del entorno que prevalece
La estación es un factor patógeno celestial, mientras que el Qi de un lugar es un factor terrenal. Esto se debe a las condiciones prevalecientes de un lugar, por ejemplo  un lugar húmedo, a ras de suelo, un lugar propenso a la niebla, humedad en la casa, etc.

INTERNA
Dieta
La Humedad puede resultar de un consumo excesivo de comidas grasientas, lácteos, dulces, azúcar y alimentos crudos-fríos. La Humedad-Calor puede también surgir de un consumo de alcohol excesivo junto con comidas grasientas y fritas. La Humedad puede también resultar de comer en exceso (del mismo modo que la Retención de Alimentos) o de hábitos alimenticios irregulares.

Trabajo
Un trabajo físico excesivo (que incluye deporte, ejercicios, pesas, gimnasio, etc.) pueden debilitar el Bazo.

CONSTITUTICIÓN
Una debilidad constitucional del elemento Tierra predispone al paciente a una insuficiencia de Bazo y a Humedad. Por otra parte, una tendencia constitucional a una Plenitud de la Tierra (por ejemplo, gente con tendencia constitucional a Calor de Estómago) puede llevar a Calor en el Estómago y Bazo que se juntarán con la Humedad.

CARACTERISTICAS DE LA HUMEDAD

– es pegajosa
– es difícil librarse de ella
– es pesada
– ralentiza las cosas
– va hacia abajo
– causa ataques repetidos
– es persistente

Cuando la Humedad externa invade el cuerpo, tiende a invadir la parte inferior primero, típicamente las piernas. Desde las piernas, puede ascender por los canales de las piernas para asentarse en cualquiera de los órganos de la cavidad pélvica. Si se asienta en el sistema genital femenino causa flujo vaginal, si se asienta en los Intestinos causará heces sueltas y si se asienta en la Vejiga causará micción frecuente, dificultosa y con quemazón. No obstante, la Humedad es también común en la cabeza y es por ejemplo siempre la causa de sinusitis.

Las manifestaciones clínicas de la Humedad son extremadamente variadas según su localización y naturaleza (fría o caliente), pero las generales son:
– sensación de pesadez del cuerpo o cabeza
– falta de apetito
– sensación de plenitud en el pecho o epigastrio
– sabor pegajoso
– flujo vaginal
– una saburra pegajosa en la lengua
– Pulso resbaladizo

Según su localización, las manifestaciones clínicas más específicas de la Humedad interna son:
– Cabeza: sensación de pesadez en la cabeza
– Ojos: parpados rojos e hinchados, fluido exudando de los ojos, orzuelos
– Boca: ulceras bucales en las encías, labios rojos e hinchados
– Bazo y Estómago: sensación de pesadez del epigastrio, sensación de plenitud tras comer, sabor pegajoso, heces sueltas, poco apetito.
– Calentador inferior: flujo vaginal excesivo, periodos dolorosos, infertilidad, orina turbia, micción difícil y dolorosa, sudoración del escroto o eccema, eccema en los genitales, picor genital.
– Piel: pápulas (Humedad-Calor con más Calor), vesículas (Humedad sin Calor), pústulas, (Humedad-Calor con Calor Tóxico), sudoración grasienta, cualquier lesión en la piel con exudación, eccema con exudación, piel hinchada.
– Articulaciones: articulaciones hinchadas-dolorosas (Síndrome Bi Fijo).
– Canales Luo: entumecimiento y perdida de sensación.

CARACTERISTICAS DE LA HUMEDAD-CALOR

1) Estacional
Prevalece en el verano y verano tardío, aun en países no tan cálidos pero que sí son húmedos en el verano. La Humedad Calor estacional exacerba también una situación pre existente interna de Humedad-Calor (ej. problemas urinarios, problemas de Vesícula Biliar, síndrome Wei, Esclerosis Múltiple, problemas intestinales, etc.).

2) Persistente, patología de larga duración
La Humedad-Calor es persistente. El Calor de la Humedad-Calor perpetua el problema puesto que el Calor condensa los líquidos orgánicos en Humedad.

3) Da lugar a Flema
La Humedad-Calor fácilmente da paso a la Flema y Flema-Calor debido a que el Calor en la Humedad-Calor puede condensar los líquidos orgánicos en Flema.

4) Se manifiesta con síntomas complejos
Debido a la combinación de Humedad con Calor pueden surgir síntomas y signos contradictorios. Por ejemplo, el paciente puede sentir calor (por el Calor) pero la piel puede estar fría al tacto, o bien puede tener los pies fríos. O bien el paciente puede sentir frío en general, pero pudiendo rápidamente tener una sensación de calor. Puede también haber una sensación de calor a pesar de que el pulso no sea rápido, o viceversa. Puede haber sed (por el Calor) pero sin ganas de beber (por la Humedad). Las heces pueden a veces ser sueltas (por la Humedad) y a veces secas (por el Calor).

5) La Humedad-Calor puede dañar el Yin
El Calor de la Humedad-Calor, si predomina, puede dañar el Yin: esto conduce a unas situaciones clínicas aún más complejas, como por ejemplo cuando el paciente tiene síntomas obvios de Humedad-Calor pero la lengua no tiene saburra.

6) La Humedad-Calor es con frecuencia Tóxica (Calor Tóxico)
La Humedad-Calor con frecuencia da lugar a Calor Tóxico. El Calor Tóxico se caracteriza por calor, hinchazón, dolor y generalmente pus. Una infección bacterial de la piel que causa pústulas es un ejemplo de Calor Tóxico.

7) La Humedad-Calor daña fácilmente el Bazo y Estómago
Por supuesto, la Humedad por si sola también daña el Estómago y Bazo, pero la Humedad-Calor lo hace aún más debido a que la Humedad tiende a dañar el Bazo mientras que el Calor tiende a dañar el Qi y Yin del Estómago.

SINTOMAS DE HUMEDAD-CALOR

Piel grasa
Preocupación
Dolor en los músculos
Sudoración nocturna
Febrícula
Sensación de calor
Cuerpo caliente
Fiebre vespertina (raro)

Poco apetito
Sensación de opresión en el epigastrio
Sensación de pesadez del cuerpo y cabeza
Nauseas
Vómitos
Distensión abdominal
Sabor pegajoso
Sed sin deseo de beber

Orina turbia
Orina turbia y escasa
Micción difícil
Heces sueltas y mal olientes