pm-acupuntura

Un estudio muestra que la acupuntura palia los sofocos de la menopausia

El empleo de las distintas técnicas de acupuntura se asocia con una reducción de los sofocos durante la menopausia. Así lo muestra un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad Médica de Taipéi (Taiwán) y publicado en la revista Menopause, órgano oficial de la Sociedad de Menopausia de Norteamérica (NAMS).
En palabras del doctor Hsiao-Yean Chiu, director de la investigación, “los resultados de nuestro estudio confirman que la acupuntura mejora la frecuencia e intensidad de los sofocos relacionados con la menopausia, así como la calidad de vida de las mujeres que alcanzan la menopausia de forma natural”.
Menor frecuencia e intensidad
Para llevar a cabo la investigación, los autores revisaron los resultados alcanzados en 104 estudios diseñados para analizar el efecto de la acupuntura sobre los síntomas de la menopausia. Un centenar de estudios de los que, sin embargo, solo 12 trabajos llevados a cabo con un total de 869 mujeres con edades comprendidas entre los 40 y los 60 años, cumplieron con los criterios científicos requeridos por los investigadores.
Concretamente, los investigadores evaluaron los efectos de los distintos tipos de acupuntura –acupuntura de la medicina china, acupresión, electroacupuntura, acupuntura láser y acupuntura de la oreja–, observando cómo todas y cada una de las técnicas que se asociaron con una reducción de la frecuencia e intensidad de los sofocos durante un período superior a los tres meses.
La razón por la que se explica este beneficio de la acupuntura, si bien no fue analizada en el estudio, podría obedecer, como apuntan los investigadores, a que “la acupuntura logra reducir los niveles de concentración de beta-endorfina en el hipotálamo como consecuencia de las bajas concentraciones de estrógeno. Y unos niveles más bajos podrían desencadenar la liberación del péptido relacionado con el gen de la calcitonina, que afecta a la termorregulación”.
Alternativa eficaz
Por el contrario, y dada la controversia de los resultados, la eficacia asociada con esta técnica milenaria no pudo ser confirmada en otros síntomas asociados a la menopausia, caso de los trastornos del sueño, los cambios de humor o los problemas de índole sexual.
Como concluye la doctora Margery Gass, directora ejecutiva de la NAMS, “esta revisión muestra que todavía queda mucho por aprender sobre las causas y tratamientos de los sofocos de la menopausia. Y en este sentido, la acupuntura puede ser una alternativa eficaz para reducirlos, muy especialmente para aquellas mujeres que buscan terapias no farmacológicas”.
De hecho, y según las estimaciones de la NAMS, cerca de la mitad de las mujeres que comienzan a experimentar los síntomas de la menopausia recurren a la medicina alternativa para combatirlos.